Categoria:

Científicos dicen que rastrearon los orígenes de un asteroide cercano a la Tierra potencialmente peligroso

Autor: CNN
¿Fue este asteroide que viaja perdido en el espacio parte de la Luna? 0:50

(CNN) — Se cree que un asteroide inusual que viaja cerca de la Tierra es en realidad un trozo de la Luna, pero sigue siendo un misterio cómo exactamente terminó atravesando el sistema solar. Ahora, los investigadores dicen que establecieron una conexión clave en este rompecabezas cósmico.

La roca espacial, conocida como 2016 HO3, es un cuasi satélite poco común, un tipo de asteroide cercano a la Tierra que orbita alrededor del Sol pero se mantiene cerca de nuestro planeta.

Los astrónomos lo descubrieron por primera vez en 2016 gracias al telescopio Pan-STARRS, o Telescopio de reconocimiento panorámico y sistema de respuesta rápida, en Hawai. Los científicos llaman al asteroide Kamo’oalewa, un nombre derivado de un canto de creación hawaiano que alude a una descendencia que viaja sola.

Si bien la mayoría de los asteroides cercanos a la Tierra se originan en el cinturón de asteroides principal, entre las órbitas de Marte y Júpiter, una nueva investigación reveló que Kamo’oalewa probablemente provino del cráter Giordano Bruno, en el lado oculto de la Luna, o el lado que mira hacia el lado contrario de Tierra, según un estudio publicado el 19 de abril en la revista Nature Astronomy.

Es la primera vez que los astrónomos rastrean un asteroide cercano a la Tierra potencialmente peligroso hasta un cráter lunar, dijo el autor principal del estudio, Yifei Jiao, académico visitante en el Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona y estudiante de doctorado en la Universidad Tsinghua en Beijing.

“Esto fue una sorpresa, y muchos se mostraron escépticos de que pudiera provenir de la Luna”, dijo en un comunicado el coautor del estudio Erik Asphaug, profesor del laboratorio de la Universidad de Arizona. “Durante 50 años hemos estado estudiando rocas recolectadas por astronautas en la superficie de la Luna, así como cientos de pequeños meteoritos lunares que fueron expulsados ​​aleatoriamente por impactos de asteroides de toda la Luna y terminaron en la Tierra. Kamo’oalewa es una especie de eslabón perdido que conecta a ambos”. Además de ayudar a confirmar la posible relación de Kamo’oalewa con la Luna, los hallazgos podrían conducir en última instancia a otras revelaciones, como la forma en que los ingredientes de la vida llegaron a la Tierra.

Érase una vez un cráter

Kamo’oalewa, que mide entre 46 y 58 metros (150 y 190 pies) de diámetro, tiene aproximadamente la mitad del tamaño del London Eye. Durante su órbita, se acerca a 14,5 millones de kilómetros (9 millones de millas) de la Tierra, lo que lo convierte en un asteroide potencialmente peligroso que los astrónomos siguen y aprenden más en caso de que alguna vez se acerque demasiado a nuestro planeta.

Investigaciones anteriores se centraron en la reflectividad del asteroide que, a diferencia de los asteroides típicos cercanos a la Tierra, es similar a los materiales lunares, por ejemplo en la baja velocidad orbital de la roca espacial en relación con la Tierra, una cualidad que sugiere que proviene de una zona relativamente cercana.

Para el nuevo estudio, los astrónomos utilizaron simulaciones para determinar cuál de los miles de cráteres de la luna podría haber sido el punto de origen del asteroide.

El cráter Giordano Bruno cumplió todos los criterios determinados por las simulaciones de impacto del estudio. Crédito: NASA/GSFC/Universidad Estatal de Arizona.

Basándose en el modelo, el equipo determinó que el impactador que potencialmente creó el asteroide necesitaría tener al menos 1 kilómetro (0,6 millas) de diámetro para desalojar un fragmento tan masivo. Cuando el objeto golpeó la Luna, probablemente excavó a Kamo’oalewa de debajo de la superficie lunar, y envió la roca espacial a volar para dejar un cráter de más de 10 a casi 20 kilómetros (6 a 12 millas) de diámetro.

Estas simulaciones también ayudaron al equipo a buscar un cráter relativamente joven, dado que se estima que el asteroide tiene solo unos pocos millones de años, mientras que se cree que la Luna tiene 4.500 millones de años.

Estos parámetros ayudaron a los investigadores a concentrarse en Giordano Bruno, un cráter de 22 kilómetros de ancho (14 millas) de antigüedad estimada en 4 millones de años, como el lugar probable donde Kamo’oalewa comenzó su viaje.

La anatomía de un impacto

Las simulaciones del estudio mostraron que Kamo’oalewa fue excavado en la superficie lunar a varios kilómetros por segundo.

“Se podría pensar que el impacto pulverizaría y distribuiría el (material lunar) por todas partes”, dijo Asphaug. “Pero ahí está. Entonces le dimos la vuelta al problema y nos preguntamos: ‘¿Cómo podemos lograr que esto suceda?’”

Basándose en sus modelos, el equipo cree que el impacto envió decenas de cientos de fragmentos de 10 metros (32,8 pies) volando al espacio. Sin embargo, Kamo’oalewa sobrevivió como un fragmento masivo y singular.

“Si bien la mayoría de esos escombros habrían impactado la Tierra como meteoritos lunares en el transcurso de menos de un millón de años, unos pocos objetos afortunados pueden sobrevivir en órbitas (solcéntricas) como asteroides cercanos a la Tierra, aún por descubrir o identificar”, dijo Jiao.

Comprender cómo un trozo tan gigante de la Luna pudo permanecer lo suficientemente intacto como para convertirse en un asteroide podría ayudar a los científicos a estudiar la panspermia, es decir, la idea de que los elementos para la vida pueden haber sido entregados a la Tierra como “autoestopistas orgánicos” en rocas espaciales como los asteroides, los cometas u otros planetas.

“Si bien Kamo’oalewa proviene de un planeta sin vida, demuestra cómo las rocas expulsadas de Marte podrían albergar vida, al menos en un principio”, dijo Asphaug.

El espécimen de Kamo’oalewa: una pieza conectora del rompecabezas

El estudio de los impactos de los cráteres en la Luna también puede ayudar a los científicos a comprender mejor las consecuencias de los impactos de asteroides en caso de que una roca espacial represente una amenaza para la Tierra en el futuro.

“Probar el nuevo modelo del origen de Kamo’oalewa a partir de un cráter lunar joven y específico allana el camino para obtener conocimientos reales sobre el daño que los impactos de asteroides pueden causar a los cuerpos planetarios”, dijo el coautor del estudio Renu Malhotra, profesor de ciencias planetarias en la Universidad de Arizona, en un comunicado.

La misión china Tianwen-2, que se lanzará en 2025, visitará Kamo’oalewa con el objetivo de recolectar muestras del asteroide y eventualmente devolverlas a la Tierra.

“Será diferente en aspectos importantes de cualquiera de los especímenes que tenemos hasta ahora: una de esas piezas conectoras que te ayudan a resolver el rompecabezas”, dijo Asphaug.

El estudio de una muestra excavada en la cara oculta de la Luna podría revelar información sobre una parte de la Luna que fue menos estudiada y develar datos sobre la composición de su subsuelo. Dado que el impacto probablemente ocurrió hace unos pocos millones de años (relativamente joven en escalas de tiempo astronómicas), las muestras también podrían ayudar a los científicos a estudiar cómo la radiación espacial con el tiempo causa erosión en los asteroides.

“Lo emocionante es que cuando una misión espacial visita un asteroide y devuelve algunas muestras, tenemos sorpresas y resultados inesperados que generalmente van más allá de lo que estábamos anticipando”, dijo el coautor del estudio, el Dr. Patrick Michel, astrofísico y director de investigación del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia. “Por lo tanto, sea lo que sea, lo que traiga el Tianwen-2, será una nueva y extraordinaria fuente de información, como todas las misiones a asteroides hasta ahora”.

Durante mucho tiempo, los astrónomos pensaron que era imposible que los meteoritos vinieran de la Luna hasta que se encontraron meteoritos lunares en la Tierra, dijo Noah Petro, científico del proyecto de la NASA tanto para el Lunar Reconnaissance Orbiter como para Artemis III. Petro no participó en el estudio.

La esperanza es que muestras futuras puedan confirmar el origen lunar de Kamo’oalewa.

“Ir allí y descubrirlo es absolutamente una forma para continuar ahora”, dijo Petro. “Es un gran recordatorio de que vivimos en un sistema solar muy interesante y que vivimos en un rincón muy interesante del sistema solar con nuestra Luna. No hay otro lugar, ningún otro planeta en nuestro sistema solar con una Luna como la nuestra. Y cosas como esta son grandes recordatorios de lo especial que es el sistema Tierra-Luna”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar también
asi-es-el-valioso-billete-“torcido”-de-dos-dolares-que-cualquiera-puede-tener-en-la-cartera:-como-identificarlo
Economía y Negocios

Así es el valioso billete “torcido” de dos dólares que cualquiera puede tener en la cartera: cómo identificarlo

Hay que tener en cuenta diferentes características para vender un billete a un precio alto durante una subasta. Recientemente, se viralizó un ejemplo de mala impresión que podría hacer que una pieza común de dos dólares se volviera bastante valiosa entre los coleccionistas. Eric Miller es un especialista en numismática y, en su cuenta de

Leer Más >>
la-admiracion-de-madonna-por-frida-kahlo-esta-vez-fue-demasiado-lejos
Estados Unidos

La admiración de Madonna por Frida Kahlo esta vez fue demasiado lejos

Que Madonna es una ferviente admiradora de Frida Kahlo, es bien sabido. De hecho, a través de los años la ‘Reina del Pop’ ha logrado adquirir al menos tres icónicas obras de la pintora mexicana, entre ellas ‘Mi nacimiento’ y ‘Autorretrato con mono’. Además, en diversas ocasiones ha manifestado públicamente su admiración por ella, en

Leer Más >>

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico