Hugo Velazquez

Fuente de la imagen, Reuters

Pie de foto,

Hugo Velazquez es vicepresidente de Paraguay.

Tras ser acusado de “corrupción significativa” por las autoridades en Estados Unidos, el vicepresidente de Paraguay, Hugo Velázquez, anunció este viernes que dejará su cargo la próxima semana.

Velázquez también retirará su precandidatura a la presidencia del país sudamericano, luego de posicionarse como uno de los contendientes favoritos para suceder al presidente Mario Abdo por el oficialista Partido Colorado.

El vicepresidente anunció su dimisión después de que el Departamento de Estado de EE.UU. lo señalara por participar en “actos de corrupción significativos”, motivo por el cual le prohibió la entrada a ese país.

“Presentaré mi renuncia a la vicepresidencia y también presentaré mi renuncia a mi candidatura por la Alianza Nacional Republicana (ANR)” del Partido Colorado, declaró el funcionario a la radio ABC Color. Añadió que se enfocará en limpiar su nombre.

El presidente Abdo dijo que era “inaceptable la continuidad de la candidatura del Vicepresidente”, pero celebró que se pusiera “a disposición del gobierno americano”.

¿De qué se le acusa?

Velázquez está acusado por EE.UU. de haber ofrecido un soborno de más de un US$1 millón a un funcionario paraguayo que realizaba una investigación en su contra.

No hubo mayores detalles sobre la naturaleza del caso. Sin embargo, para EE.UU. esa investigación “amenazaba al vicepresidente y sus intereses financieros”.

El anuncio fue realizado por el embajador de Estados Unidos en Asunción, Marc Ostfield, en una conferencia de prensa en la delegación diplomática que se realizó simultáneamente a la publicación de un comunicado del secretario de Estado, Antony Blinken, en Washington.

Fuente de la imagen, EPA

Pie de foto,

El embajador de EE.UU. en Paraguay, Marc Ostfield, hizo el anuncio sobre Velázquez.

“Por cuidar al movimiento, es mi obligación dar un paso al costado”, dijo Velázquez a la radio Monumental. Hará efectiva su renuncia la próxima semana para dejar el despacho “en regla”, dijo.

“Yo hablo con la tranquilidad que me da mi conducta, porque no hice lo que me están acusando. Estoy hablando con una conciencia limpia”, agregó.

Washington también señaló por actos de corrupción a Juan Carlos Duarte, de la hidroeléctrica binacional Yacyretá y quien presuntamente fue el facilitador del soborno de Velázquez, según la prensa paraguaya.

Al igual que el vicepresidente, Duarte dijo estar sorprendido por la acusación: “Me extraña sobremanera, voy a ponerme a disposición de ellos [EE.UU.], voy a pedir las informaciones pertinentes”.

“Ya renuncié a mi cargo, es un cargo público y tengo que honrar las instituciones republicanas”, añadió.

La designación implica que tanto Velázquez como Duarte y sus familiares directos “no son elegibles para ingresar a los Estados Unidos”, informó el embajador Ostfield.

EE.UU. y la sucesión presidencial

El anuncio de este viernes se produce tres semanas después de que Estados Unidos también señalara al expresidente paraguayo Horacio Cartes (2013-2018) de “corrupción significativa”.

Se le acusa de obstruir “una importante investigación internacional sobre el crimen transnacional para protegerse a sí mismo y a su asociado criminal de un posible enjuiciamiento y daño político”.

La ARN, el ala política del presidente Mario Abdo, enfrenta al movimiento de Horacio Cartes en las elecciones internas del conservador Partido Colorado, que ha gobernado el país las últimas siete décadas (con excepción del período 2008-2013).

Velázquez, quien fue durante años fiscal en la zona de la Triple Frontera entre Paraguay, Argentina y Brasil, se había postulado como candidato para las primarias de diciembre próximo.

El presidente Abdo dijo que este fin de semana se definirá el reemplazo de Velázquez en la ARN.

Fuente de la imagen, EPA

Pie de foto,

La alianza política de Mario Abdo enfrenta al grupo del expresidente Horacio Cartes en la nominación presidencial del oficialismo.

Las designaciones por corrupción de EE.UU. han generado cuestionamientos sobre la influencia de Washington en la política paraguaya. Ante esto, el embajador Ostfield rechazó que haya injerencia.

“Estados Unidos continuará usando todas las herramientas disponibles para combatir la corrupción y el crimen organizado, sin considerar la afiliación política, la riqueza o las conexiones personales”, señaló este viernes el diplomático.

“Esta designación no tiene nada que ver con la política”, insistió.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.