Kisla Gonzales
Gonzales Dental Care
Abogado James Millar
Pathway Insurance Agency
Dr. Alberto Chaparro
City Toyota
Los Yaquis Restaurant
La Gallinita Meat Market
Imperial Travel
Alquimia Med Spa
Sonrisas Bright Dental
Abogado Wilson Purves
Dr. Francisco Barba
Elías Travel
Abogado Alexander Cross
Jorge Brignole
Daly City Dental Center
Desarrollo Virtual
Araujo’s Restaurant
Latch Quiroprácticos
Dr. Francisco García
Ayuda Financial
David Huete
World Wide Credit Experts
previous arrow
next arrow

Categoria: ,

Entramos en casa de Joaquín Reyes: libros, reliquias pop y reflexiones de un gran cómico

Autor: Ana Perez

Esquire participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Esquire recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Por y

    Dos de los moldes de la cara de Michael Jackson que hizo Rick Baker para hacer el vídeo de Thriller; un fotograma de la película de Miyazaki, Ponyo, comprado en el Museo Gibhli de Tokio; portadas de sus comics preferidos; el póster de la película El mago de Oz (1939) con Judy Garland y cientos de libros y cómics minuciosamente ordenados por editoriales. Entrar en la casa de Joaquín Reyes (Albacete, 1974) es como hacerlo en su cabeza. La misma de la que salieron La hora chanante (de cuya primera emisión se cumplen 20 años en breve), Enjuto Mojamuto, Las Celebrities de Muchachada Nui … Y ahora, su primera novela, Subidón, editada por Blackie Books.

    Para muchos, 20 años y muchos proyectos después, sigues siendo Joaquín Reyes el de Muchachada Nui.

    Sí es impresionante cómo se recuerdan los sketches de La hora chanante y Muchachada nui. De hecho hay mucha gente que confunde los de un programa con los del otro, porque básicamente es el mismo programa, pero en dos momentos distintos. El primero fue el que hicimos en Paramount Comedy y, el segundo, el que se emitió en Televisión Española en una segunda fase. Pero es curioso y muy halagador que la gente los siga recordando. Aunque hay algo de generacional. La gente reivindica el humor de su generación, el humor con el que ha crecido. No es por tirarme el pisto, pero creo que nuestro éxito se debe a que fuimos originales, buscamos otros referentes, como José Luis Cuerda y sus comedias, los Monthy Python… No inventamos nada, pero es verdad que fuimos originales. En gran parte porque nos dejaron y nos dieron toda la libertad del mundo. Piensa que empezamos en un canal pequeño, haciendo una colaboración mensual, que luego fue creciendo.

    Y aún siguen por ahí vuestros vídeos. De vez en cuando alguien envía un Celebrities por whatsapp y siguen estando de total actualidad…

    Sí es que, aunque en una fase muy temprana, estos programas se emitieron ya en la era de internet y de Youtube. Hay muchos compañeros que trabajaron en la tele, cuyos programas no se podían volver a ver. Pero nosotros, desde el principio, tuvimos un canal en el que íbamos subiendo los videos y cualquiera los podía revisar. Ese fenómeno nos favoreció mucho, aunque nosotros realmente nunca fuimos youtubers. Siempre trabajamos en un medio tan tradicional como la televisión, pero fuimos los primeros que usamos el montaje en comedia y eso es algo que ahora reconozco en los trabajos de los tiktokers o los youtubers que se dedican a hacer contenidos de comedia. En el equipo de La hora chanante teníamos gente en edición con mucho talento y aquello pasó a formar parte de nuestro libro de estilo particular. También que el lenguaje de los sketches fuera cinematográfico, no en un plató en el que pasaban cosas como había sucedido hasta ese momento.

    joaquín reyes

    Pablo Sarabia HEARST

    joaquín reyes

    Pablo Sarabia HEARST

    Te acabas de estrenar con tu primera novela, Subidón, cuyo protagonista es precisamente un cómico de éxito. Además de la profesión ¿tenéis algo más en común?

    Que los dos somos originarios de la misma zona, los dos somos manchegos [el personaje es de Tarancón y Reyes de Albacete], pero eso es todo. En lo esencial no hay nada autobiográfico, es todo ficción de la buena. Podría haber sido mi vida, o más bien una especie de ‘contravida’ porque a mí el protagonista no me cae especialmente bien. Y es verdad que los monólogos de los que habla son los míos y se expresa en parte como yo, pero es un antihéroe que tiene mucho que ver con esos personajes mediocres, a veces mezquinos, que protagonizan las novelas rusas a las que estoy totalmente enganchado.

    No me digas. ¿Y qué títulos nos recomendarías para iniciarnos?

    Yo me inicié con Sascha Yegulev, de Andreiev, que era un simbolista ruso y esta era la novela favorita de Rubén Darío también. Y después Almas muertas de Gógol, que es una novela de aventuras de Chíchikov, que es el protagonista. Es una novela inconclusa y como todo lo de Gógol, una maravilla. Si queréis algo más cortito os podéis leer alguno de sus relatos, como El capote o La nariz, que son canela en rama y también os recomendaría una novela de Aleksándra Kolontái, El amor de las abejas obreras, que es verdadera cremita vichyssoise.

    Amazon

    Subidón

    Blackie Books amazon.es

    18,05 €

    En tu novela parte de la trama transcurre a raíz de una entrevista como esta. ¿Hay alguna pregunta que no te hayan hecho y lleves años esperando?

    Me han hecho todas las que podían haberme hecho, sobre todo sobre la comedia y, como comprenderás, muchas se han repetido. De hecho, la entrevista a la que te refieres es una entrevista tipo. Son las preguntas que nos suele hacer a los cómicos. Faltarían los límites del humor y poco más, pero lo demás está todo: si el cómico se siente solo, si el cómico nace o se hace… A mí el prototipo de cómico atormentado me da un poco de pereza. Es cierto que cuando uno se dedica a hacer reír a los demás hay momentos en los que siente cierta sensación de vacío y seguro que hay quien lo pasa mal, pero no es el peor trabajo del mundo ni mucho menos.

    Algo que se intuye nada más entrar en tu casa, es que tienes una gran vida interior y que te interesan muchas cosas más allá de la comedia…

    Sí, es cierto, soy un culo inquieto y me interesan muchas cosas. He intentado no perder esa mirada inquieta, ese interés por las cosas. Es la mejor forma de tener algo en lo que inspirarte, porque si siempre recurres a lo mismo, tendrás un recorrido muy corto. Tienes que leer muchas cosas y ver muchas cosas, para luego inspirarte y hacer comedia. Los cómicos solemos repetirnos mucho, si algo ha funcionado, lo más seguro es que lo volvamos a hacer una y otra vez. Esa es la razón por la que la gente que nos dedicamos a esto envejecemos regulín regulán, porque es muy difícil evolucionar en este trabajo. Al final es normal recurrir a los gestos y a las expresiones que ya te han funcionado y salir de ese círculo vicioso es difícil.

    “La gente reivindica el humor de su generación, el humor con el que ha crecido”

    joaquín reyes casa

    Joaquín sobre la mesa de su salón 

    Pablo Sarabia HEARST

    casa joaquín reyes

    Entre su despacho y el pasillo, hay cientos de libros  y cómics ordenados por editoriales.

    Pablo Sarabia HEARST

    Y en el proceso creativo, ¿hay grandes diferencias entre escribir una novela y los guiones o monólogos que hacías hasta ahora?

    Cuando tú escribes un monólogo lo ‘testeas’. Lo llevas a un local y si la gente se ríe sigues. Sin embargo, tanto en el caso de la novela como en el del guión, no puedes probarlos. Hasta ahora, cuando escribía guiones, lo hacía con Ernesto Sevilla y Miguel Esteban y así llevamos más de una década. Entre los tres, los problemas se detectan antes, se debaten y se avanza de otra forma. Pero ante una novela estás solo, dudando sin parar y muchas veces la inspiración te ayuda a avanzar, pero otras te atascas en un capítulo y te parece una mierda impresionante. Llegas a plantearte que estás haciendo metiéndote en ese ‘embolao’. Y es que escribir es reescribir. Es volver sobre el texto una y otra vez. Es como picar piedra en una veta sin parar, lo que pasa es que cuando la cosa sale es muy gratificante.

    “A mí el prototipo de cómico atormentado me da un poco de pereza”

    En el libro también aparece un hater que trastoca bastante el mundo del personaje. ¿Tú has tenido alguno especialmente activo?

    Nunca he dado pie a los odiadores profesionales, porque no leo los comentarios. Pero ni los buenos ni los malos. No voy a contestar a alguien que no conozco ni sé con qué intención me está escribiendo. Pero entiendo perfectamente que haya alguien que no me aguante, a quien le parezco un estomagante. Y tampoco hago caso de los halagos. Mi trabajo es público así que la gente ya sabe bastante de mí como para tener que enseñarles ni lo que como, ni lo que visto, ni nada de nada… Es mejor el misterio siempre.

    ¿El humor esta exento de críticas?

    No, a veces los cómicos tenemos la tentación de situarnos por encima, como si el humor no se pudiera criticar y el humor está sujeto a crítica como cualquier otra cosa. Creo que la persona que hace humor debe estar siempre de acuerdo con lo que dice y responsabilizarse del mensaje. Porque el humor es un medio, no es un fin. Si tú haces un chiste y el peso del chiste cae sobre un colectivo y era tu intención, no hay problema. Pero si el peso de ese chiste cae sobre alguien a quien no querías dañar, entonces hay que disculparse. Pero el humor es una burla, así que siempre vas a molestar a alguien, hay que convivir con eso. También depende de dónde se haga el chiste. Si lo haces en un local, donde hay cierto acuerdo tácito, pues normalmente no suele haber ningún problema. Pero si los haces en un lugar público como Twitter es más fácil que se líe. Lo asumes, adelante con los faroles y a apechugar.

    “El humor es una burla, así que siempre vas a molestar a alguien”

    Tú imitas a muchos personajes, que se pueden sentir atacados …

    Claro, yo lo que hago es una parodia muy exagerada de los personajes a los que imito, pero si algún día alguien me coge por la pechera, tendré que apechugar, nunca mejor dicho (risas). Forma parte de nuestro trabajo.

    ¿Y ya tienes en mente una nueva novela?

    Sí, tengo el tema. Me gustaría que los protagonistas fueran estudiantes de Bellas Artes, que es otro entorno en el que me siento muy cómodo. Y con esa excusa hablar del arte contemporáneo que es otra de las cosas que me obsesionan y me apasionan. Podría haber cameos. Alguno de mis personajes podría conocer a artistas como Warhol y Basquiat y que salgan en la novela. Lo bueno es que en este caso no es necesario un gran presupuesto de producción como el de El hormiguero para traerte a alguien, porque cuando uno escribe puede invitar a quien quiera (risas).

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Relacionadas
    ¿Cuantos en Linea?

    Visitantes en linea – 321:
    Usuarios – 0
    Invitados – 139
    Robots – 182

    Te puede interesar también

    ¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

    Nuestros Horarios en el Estudio:

    9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

    horario del pacifico