Categoria:

Fiscalía revela más testigos contra Juan Orlando Hernández

Autor: Fernando Maldonado

A las puertas del juicio contra Juan Orlando Hernández y los exoficiales Juan Carlos “El Tigre” Bonilla y Mauricio Hernández Pineda, la Fiscalía de Estados Unidos hace nueva revelaciones y busca incluir nuevas pruebas en su contra.

El extenso documento de 29 páginas, contiene pruebas complementarias del proceso, entre las cuales figuran declaraciones de testigos protegidos y otras pruebas.

El documento fue presentado este martes ante la Corte del Distrito Sur de Nueva York por el fiscal general de esa ciudad, Damian Williams y los fiscales adjuntos Jacob Gutwillig, David Robles, Elinor Tarlow y Kyle Wirshba.

“El gobierno presenta respetuosamente este memorando en apoyo de medidas suplementarias a la moción “in limine” con respecto al próximo juicio de Juan Orlando Hernández, Juan Carlos Bonilla y Mauricio Hernández Pineda”, señala el escrito.

Revela que: “el gobierno tiene la intención de convocar a cooperantes adicionales testigos CW-3 y CW-4. Además tiene la intención de ofrecer declaraciones adicionales de co-conspiradores hechas a los testigos que cooperaron en este caso con respecto a Bonilla”. En ese sentido los fiscales solicitaron a la Corte admitir estas nuevas pruebas.

El documento indica que los fiscales “han seguido reuniéndose con testigos para identificar y reunir pruebas adicionales que puedan intentar ofrecer en el juicio y notificar a la defensa y resolver cualquier disputa probatoria antes del juicio”.

Aunque la Fiscalía asevera que todas las nuevas pruebas, incluyendo actos de soborno y corrupción son “admisibles como prueba directa”.

A lo largo de los meses y desde que presentó el primer documento in limine el año pasado, los fiscales identificaron a un testigo cooperante identificado como CW-3 , a quien los fiscales tienen la intención de llamar al debate.

Según el documento, “CW-3 tenía acceso exclusivo a funcionarios gubernamentales de alto nivel en Honduras, utilizó ese acceso para ayudar a la organización de narcotraficantes Los Cachiros, por entre otras cosas, proporcionar protección armada para ciertos cargamentos de droga mientras eran transportados por toda Honduras”.

También, “ayudar a Los Cachiros a obtener contratos gubernamentales para empresas de fachada de Los Cachiros para lavar las ganancias de las drogas y explotar su gobierno y contactos militares para proteger la operación de narcotráfico”.

A cambio, indica la documentación, “CW-3 recibió millones de dólares provenientes de las ganancias del narcotráfico de Los Cachiros”.

También, revela que “debido a las conexiones de CW-3 también desarrolló una estrecha relación con Juan Orlando Hernández. CW-3 aprovechó esta relación con Juan Orlando Hernández para, entre otras cosas, obtener información y protección para Los Cachiros y facilitar el tráfico de drogas”.

“Con las ganancias de tráfico de drogas de CW-3 con Los Cachiros se proporcionaron múltiples sobornos de varios cientos de miles de dólares a Juan Orlando. CW-3 le dio uno de esos sobornos a un familiar de Juan Orlando. CW-3 proporcionó un segundo soborno directamente a Juan Orlando”.

El documento también manifiesta que “ Juan Orlando le dijo a CW-3 que el entonces director de una agencia de inteligencia de Honduras, identificado como CC-8 , podría proporcionarle información para evitar la interdicción de los envíos de droga”.

Además, “antes de las elecciones presidenciales de 2013, el testigo CW-3 sobre aportes de campaña que Juan Orlando había recibido de narcotraficantes, incluso del Cartel de Sinaloa”.

En sus mociones in limine del 1 de mayo de 2023, el Gobierno identificó a dos testigos cooperantes no identificados como CW-1 y CW-2 que son Víctor Hugo Díaz Morales y Alexander Ardón, y a seis cómplices no identificados desde CC-1 a CC-6.

El extenso documento, además, señala que alrededor de 2009, CW­3 asistió a una cena en Tegucigalpa con Juan Orlando, Juan Antonio Hernández y un narcotraficante colombiano identificado como “El Cinco”.

“En la cena, Juan Orlando, Tony Hernández, y El Cinco discutieron quién de ellos asumiría el costo de un avión que había sido recientemente incautado en Roatán, Honduras. Juan Orlando le dijo a CW­3, quien era abogado y recientemente se había desempeñado como juez, que CW­3 estaría recibiendo una llamada de alguien que buscaba ayuda”, indica.

Unos días después, “CW­3 recibió una llamada de un narcotraficante llamado Pablo Amílcar, alias “El Sentado”, quien pidió reunirse en privado. CW­3 luego se reunió con El Sentado, quien le dijo a CW­3 que quería su ayuda de con un juez de Roatán para ver si se podía hacer algo con respecto a la incautación del avión”.

“El Sentado le dijo a CW­3 que el avión llevaba cocaína que pertenecía a Juan Orlando, Tony Hernández y otros narcotraficantes, y que el avión venía de Colombia. Al final, el CW­3 no pudo ayudar con el avión incautado”.

Enseguida, “CW­3 luego informó a Juan Orlando que no podía ayudar con el avión incautado y que se había enterado de que el avión incautado llevaba drogas. Juan Orlando luego le dijo a CW­3, en suma y sustancia, que fuera discreto”.

En 2011, “cuando CW­3 comenzó a trabajar con Los Cachiros, Leonel Rivera le dijo a CW­3, en resumen y sustancia, que los Cachiros vendían cocaína a los Valle, y que Tony Hernández estaba trabajando con ellos, y que Juan Orlando apoyó en el fondo la operación de narcotráfico de Tony Hernández”.

Entre 2012 y 2013, indica el documento, “CW­3 tuvo múltiples reuniones con Fredy Renán Nájera Montoya, un congresista hondureño y narcotraficante, CC­1, un miembro de alto rango del Cartel de Sinaloa, y un asociado de CC­1, respecto de la ayuda de CW­3 para facilitar el control de Puerto Cortés para fines de narcotráfico”.

De acuerdo a los fisclaes “a CW­3 se le pagó un total de aproximadamente 150.000 dólares para ayudar a facilitar el control del puerto. Durante una de estas reuniones, ocurrida en San Pedro Sula, CC­1 le dijo a CW­3 que apoyaría la campaña presidencial de Juan Orlando”.

Por la misma época, “a petición de Tony Hernández, CW­3 acompañó a Tony Hernández a una gasolinera en Honduras después de que Tony solicitara la ayuda de CW­3 con “un recado”. Después de llegar a la gasolinera, un hombre salió de una camioneta, habló con Tony Hernández y colocó una bolsa azul en el vehículo de Tony Hernández, diciendo, en resumen y sustancia, ´esto es lo que te enviaron´”.

“En el camino de regreso a la residencia de Tony Hernández, le dijo a CW­3, en suma y sustancia, que la bolsa tenía aproximadamente $4 millones de dólares de los Valles .DTO, que era para la campaña de Juan Orlando. CW­3 también observó que la bolsa estaba lleno de moneda estadounidense. Tony Hernández llamó a Juan Orlando en presencia de CW­3 y dijo, en resumen y sustancia: “Tengo lo que enviaron nuestros amigos”, lo que Juan Orlando reconoció. Tanto Tony Hernández como CW­3 estaban armados”.

Siempre en 2013, “CW­3 tuvo una conversación con Juan Orlando sobre la obtención de información de radar para facilitar el tráfico de drogas de CW­3 con los Cachiros”.

Juan Orlando le dijo a CW­3 que se pusiera en contacto con CC­8. Posteriormente, en múltiples ocasiones, CW­3 habló con CC­8 sobre la obtención de dicha información, que CC­8 acordó proporcionar a cambio de un pago. En una ocasión, alrededor de 2014, CW­3, sin saberlo, llevó a dos fuentes confidenciales de la DEA a reunirse con CC­8”, establece el documento.

Indica que “durante la reunión, que fue grabada, uno de las fuentes dijeron a CC­8 que querían su consentimiento y autorización para introducir drogas a Honduras. CC­8 terminó abruptamente la reunión y se fue”, Posteriormente, Juan Orlando le dijo a CW­3, en resumen y sustancia, que CW­3 debía tener más cuidado de no exponer a Juan Orlando o CC­8”.

De manera similar, una segunda declaración involucró “a Leonel Rivera informando a su co­conspirador en ese momento, CW­3, que los Valles , Tony Hernández y Juan Orlando estaban involucrados en su negocio de drogas”.

Asimismo, se involucraron en conversaciones sobre sobornos a CW­3 para ayudar a facilitar el control de un puerto marítimo, así como el apoyo del Cártel de Sinaloa al gobierno de Juan Orlando próxima campaña presidencial.

“La declaración 4 involucró conversaciones sobre aproximadamente $4millones de sobornos provenientes del narcotráfico de los Valle para la campaña presidencial de Juan Orlando”.

“ La declaración 5 involucró conversaciones entre CW­3 y CC­8 sobre como obtener información del radar a cambio de un pago”.

Al juicion también será llamado el narco guatemalteco Fernando Chang Monroy, quién manifestará que partir de 2010 los Valle trabajaron en coordinación con Tony Hernández y Alexander Ardón para el cartel de Sinaloa.

Chang Monroy declarará que Miguel Arnulfo Valle ­Valle, que sobornaron a El Tigre Bonilla,” aproximadamente cada tres meses para proteger sus cargas de narcóticos. Los pagos, que variarían en frecuencia y monto, fueron pagados por los Valle ya sea directamente a Bonilla o a dos oficiales de la Policía Nacional”.

De su lado, Alexander Ardón, exalcalde de El Paraíso Copán, y Devis Rivera Maradiaga también testificarán en este juicio.

La Fiscalía también pretende ofrecer en el juicio ciertas declaraciones realizadas por Miguel Valle a CW­2, un integrante del Cartel de Sinaloa.

“En 2012, CW­2 estaba trabajando con CC­1 para enviar aviones cargados con cocaína en nombre del Cartel de Sinaloa desde Venezuela a Honduras, para su posterior distribución al norte a través de Méxicoa Estados Unidos. Miguel Valle compró algunos de esos envíos y los llevó a pistas de aterrizaje operado por otro co­conspirador (“CC­7”), y luego los transportó a uno de los rancho de los Valle”.

Durante ese transporte, “CC­7 coordinó la protección de los envíos por parte de seguridad armada proporcionado por “El Tigre” Bonilla.

En particular, los fiscales esperan que CW­2 testifique que en 2012, Miguel Valle informó a CW­2 que había enviado dos aviones King Air, cargados con miles de kilogramos de cocaína suministrados por CW­2, a las pistas de aterrizaje que CC­7 operaba en Honduras”.

Los fiscales buscan ofrecer declaraciones hechas a Leonel Rivera por Carlos Alberto Valladares Zúñiga , un funcionario corrupto de la Policía que conspiró con Los Cachiros y los acusados.

“En concreto, Carlos Valladares, quien participó con Los Cachiros liderada por Leonel Rivera, al apoyar sus actividades de narcotráfico y participar en actos de violencia”. En particular,en 2011 y 2013, “Leonel Rivera facilitó un narcotráfico envío desde Venezuela a Honduras de aproximadamente 375 kilogramos de cocaína. La droga El envío finalmente se entregó a los Valle a cambio de aproximadamente $ 2,5 millones. Mientras ese dinero era transportado de regreso a Leonel Rivera, fue incautado por agentes de la Policía”.

“Los asociados de Leonel Rivera luego pagaron, siguiendo sus instrucciones, una parte del dinero para Bonilla y otros, como soborno para su liberación. ”Los fiscales esperan que Leonel Rivera testifique que, tres días después de que el cargamento de narcóticos descrito anteriormente fuera entregado a los Valle, proporcionó a uno de los trabajadores de Leonel Rivera identificado como CC­8 la suma de $2.5 millones en efectivo a cambio de ese envío”.

“CC­8 luego escondió el dinero en un vehículo deportivo, que lideraba una caravana transportaba el dinero de la droga. Poco después, CC­8 llamó a Leonel Rivera para informarle que se había enterado por el conductor de la camioneta que la Policía que los s agentes habían detenido el vehículo a punta de pistola y habían informado al conductor del vehículo que los habían hecho con la dirección a Bonilla”

Asimism, según el conductor del vehículo, los agentes de la Policía informó que Bonilla había ordenado a los agente detener la camioneta porque había dineroadentro.

“El gobierno prevé que Leonel Rivera declarará además que, al conocer la La camioneta había sido detenida, llamó a Carlos Valladares, quien sabía que estaba en la zona. Valladares le dijo a Leonel que sus opciones eran sobornar a Bonilla o intentar cambiar la camioneta por otro vehículo similar, porque Bonilla se dirigía a la comisaría donde estaba el carro tras ser retenido”, revela el documento.

“Carlos Valladares le dijo a Leonel Rivera que necesitaba $500,000 para proporcionárselos a Bonilla y otros agentes de la Policía”.

Por otra parte, se señala que a partir de 2008, el testigo identificado que “CW­4 escuchó a cabecillas del Cartel de Sinaloa, incluido El Chapo, discutir la logística de recibir cargas de cocaína de los “Hernández”, los “Hermanos Hernández”, “Don Antonio Hernández” en Honduras. Mientras que CW­4 se quedó en la propiedad de El Chapo en México y brindó seguridad a los envíos de cocaína que CW­4 entendía provenían de Honduras”.

También, en 2010, “CW­4 estaba custodiando una pista de aterrizaje en México a instancias de la seguridad de El Chapo y miembro del Cartel de Sinaloa, Jorge Iván Gastelum Ávila, también conocido como “Cholo Iván”, también conocido como “50 ” (“Cholo Iván”), cuando llegó un avión que, según los miembros del Cartel de Sinaloa, llevaba a Tony Hernández desde Honduras. El Cholo Iván, en aquella ocasión, se refirió al individuo que llegaba como “Don Antonio”. Bajo la dirección del Cholo Iván, CW­4 transportó a Tony Hernández a una de las propiedades de El Chapo para asistir a las reuniones”.

Igualmente, que en 2012, “Cholo Iván ordenó al CW­4 que proporcionara seguridad a El Chapo mientras volaba desde Sinaloa, el bastión del Cartel de Sinaloa, a Tapaculo, cerca de la frontera de México con Guatemala”.

“Según Cholo Iván, el CW­4 debía brindar seguridad mientras El Chapo cruzaba de México a Guatemala para reunirse. Sin embargo, después del viaje en avión a Tapaculo, Cholo Iván informó a CW­4 que otros elementos de seguridad del Cartel de Sinaloa ya estaban en Guatemala, por lo que CW­4 permanecería en Tapaculo y esperaría a que El Chapo regresara”, establece el documento.

“Mientras esperaba el regreso de El Chapo, CW­4 escuchó actualizaciones de miembros del equipo de seguridad por radio, incluyendo que El Chapo había salido de Guatemala en helicóptero hacia Honduras, y que El Chapo había llegado a su destino final en Honduras: un rancho propiedad de los hermanos Hernández”

Revela que “mientras CW­4 vivía en Costa Rica y trabajaba para el Cartel de Sinaloa, CW­4 recibió dos veces mensajes de Iván Archivaldo Guzmán Salazar (“Iván”), hijo de El Chapo y actual cabecilla del Cartel de Sinaloa, ordenando a CW­4 que viajara a Honduras para pagar un soborno a un teniente en particular de las fuerzas de seguridad hondureñas”.

“CW­4 entendió que este pago tenía como objetivo garantizar, entre otras cosas, el paso seguro de los miembros del Cartel de Sinaloa a través de Honduras. El segundo mensaje de Iván sobre estos sobornos, en 2018, incluía una instrucción para decirle al teniente que debía esperar más instrucciones porque una lancha rápida que transportaba narcóticos estaba en camino de Colombia a Honduras”.

“Luego de recibir ambos mensajes, CW­4 viajó a Honduras y pagó el soborno al teniente. En la segunda ocasión, CW­4 también entregó el mensaje de Iván al teniente mientras éste estaba sentado en una mesa con Bonilla”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar también
conatel-lanzo-campana-antipirateria-mientras-tves-y-avila-tv-hacen-de-las-suyas-(video)
Estados Unidos

Conatel lanzó campaña antipiratería mientras Tves y Ávila TV hacen de las suyas (Video)

Lapatilla febrero 28 2024, 8:07 pm Tves transmitió “Soul” sin pagarle los derechos a Disney. Conatel lanzó junto a las empresas de televisión por suscripción más importantes de Venezuela una campaña para recordar a los televidentes los problemas de consumir productos audiovisuales piratas. lapatilla.com “Sabemos que es sabroso disfrutar series y películas pagando muy poco

Leer Más >>

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico