Ayuda Financial
David Huete
World Wide Credit Experts
Dr. Francisco García
Desarrollo Virtual
Pathway Insurance Agency
Los Yaquis Restaurant
Abogado James Millar
Alquimia Med Spa
Gonzales Dental Care
Araujo’s Restaurant
FINHABITS
Elías Travel
Jorge Brignole
Dr. Francisco Barba
Daly City Dental Center
Dr. Alberto Chaparro
Imperial Travel
Latch Quiroprácticos
Sonrisas Bright Dental
Abogado Wilson Purves
La Gallinita Meat Market
City Toyota
Kisla Gonzales
Abogado Alexander Cross
previous arrow
next arrow

Categoria: ,

Expulsión de inmigrantes a otros estados los expone a una deportación de EEUU

Autor: Univision

El traslado de inmigrantes desde estados fronterizos gobernados por republicanos al norte del país está generando una situación inédita para miles de extranjeros en busca de asilo.

“Estamos viendo en vivo un problema que agrava la situación de la frontera”, dice Lilia Velásquez, una abogada de inmigración que ejerce en San Diego, California. “Y las personas sacadas del estado donde fueron liberadas no están recibiendo suficiente información sobre sus casos migratorios”, advierte.

Desde el pasado mes de abril el gobernador de Texas, Greg Abbott, inició el traslado de extranjeros que son liberados por el gobierno federal en la frontera. Llegaron en busca de asilo, pasaron una primera entrevista de “miedo creíble” y fueron referidos a una corte de inmigración para que un juez decida sus futuros en Estados Unidos.

“Es lo que dice la ley”, dice Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California. “Son ellos quienes deben determinar si la persona referida al tribunal recibe o no el asilo”.

Gálvez también dijo que “estamos viendo que están recibiendo Notificaciones de Comparecencia (NTA) con dos semanas de plazo para acudir al tribunal, situación que vuelve más riesgoso los traslados”.

“Si la persona está en ruta hacia otro estado, a cientos, miles de millas de distancia, lo más probable es que no vaya a su audiencia y en ese caso el juez emitirá una orden de deportación en ausencia”, indicó.

En esos casos, “reabrir el expediente es muy complicado. Y puede que el juez lo considere, entienda lo que está pasando, pero el proceso en sí para esa reconsideración es difícil y debe hacerse con asesoría legal”, apuntó.

A la pregunta si los tribunales están al tanto de esta situación de traslados ejecutados por estados gobernador por republicanos, Gálvez dijo que “los jueces no tienen responsabilidad de averiguar por qué el inmigrante no se presentó o una audiencia. Tampoco los fiscales. No asistir a la cita se considera que la persona abandonó su caso, perdió sus derechos de permanencia y recibe una orden de deportación en ausencia”.

Respecto a qué deben hacer los inmigrantes trasladados a otros estados desde el momento en que abordan un autobús o un avión, como en el caso de Texas, Velásquez recomienda que “las personas deben revisar qué dirección entregaron a las autoridades de inmigración para recibir correspondencia”.

“Y una vez llegan a una nueva ciudad y/o deciden quedarse en una nueva dirección, deben proceder cuando antes a registrar el nuevo domicilio”, recomienda. “Y estar pendiente de la cita pautada en el tribunal de inmigración”.

A la pregunta cómo se procede a un cambio de dirección, Velásquez explicó que “los inmigrantes tienen que ponerse de alguna manera en contacto con un abogado o con una organización de ayuda que les brinde ayuda para hacer este trámite”.

“Ojalá haya abogados pro-bono suficientes para este proceso”, indicó. Y no deben olvidar de que el cambio de dirección tiene que hacerlo antes de la fecha de cita anotada en la Notificación de Comparecencia (NTA)”.

“Además, dentro de ese mismo plazo debe notificar el nuevo domicilio al tribunal asignado y pedir que suque su caso sea trasladado al trib8nakl más cercano al lugar donde vive. Ese trámite se hace directamente en la corte y para eso también nec4sitará que lo ayuden. Y que todo eso lo hagan antes de su primera audiencia programada cuando la persona fue liberada en la frontera”, dijo Velásquez.

Al igual que Barrón, Velásquez advirtió que perder una sola cita “tiene consecuencias graves. Recibe una orden de deportación en ausencia, generando un escenario terrible y muy difícil de revertir”.

Organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes consultadas por Univision Noticias advirtieron en que los pasos a seguir por los inmigrantes liberados en la frontera y aquellos que están siendo trasladados a otros estados tras ser liberados, “son clave para defender sus derechos de permanencia” en Estados Unidos.

“Hay que revisar la documentación que les entregó el gobierno federal cuando fueron procesados y luego puestos en libertad, verificar bajo qué programa de detención alternativo (ATD) fueron liberados y chequear la jurisdicción para presentarse a sus audiencias o citas dentro del caso de inmigración que les abrieron”, explica Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas.

“Deben verificar la dirección que dieron a las autoridades y si coincide con la jurisdicción asignada al caso. Y si se cambian o mudan de dirección, deben pedir la transferencia del proceso a la agencia de inmigración más cerca del lugar donde vive”.

Los abogados recuerdan a los no ciudadanos que las notificaciones de comparecencia también pueden indicar domicilios de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) donde deben reportarse semanalmente para ser verificados. Una sola ausencia en estos casos también desencadena una orden de deportación.

Barrón agregó que “esperamos que en el camino la persona encuentre abogados que puedan asesorarlo para que tenga la oportunidad básica de defenderse y ejercer sus derechos de permanencia”.

A la pregunta de si el traslado desde Texas a Washington DC, Nueva York, Chicago o Massachusetts es legal, Barrón dijo que “se trata de un abuso de autoridad de parte de Texas que hace de esto una campaña política”. Y advirtió que “esta movilización prácticamente los coloca en la mira de ICE.

Precisó que, si la gente no se presenta a sus citas, sea porque extraviaron los documentos, porque se quedaron en otro estado distinto al que reportaron a las autoridades federales, no hablan inglés, no entendieron las instrucciones, nadie les explico qué tenían que hacer o notificar los cambios de dirección, y que no asistir a una cita es grave, pueden recibir una orden de deportación en ausencia y perder sus derechos de permanencia en Estados Unidos”.

En abril, tras el envío de los primeros autobuses a Washington DC, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS en inglés), bajo cuyo mando opera la Patrulla Fronteriza, agencia que halla a los inmigrantes en la frontera, deporta o los procesa, dijo a Univision Noticias por medio de un correo electrónico que “las personas encontradas que no están sujetas a deportación bajo el Título 42, se colocan en procedimientos de cumplimiento de inmigración de acuerdo con la ley”.

“Como parte del proceso, algunos no ciudadanos son colocados en procesos de deportación acelerada, mientras que a otros se les puede emitir un aviso para comparecer (NTA) en los procedimientos de inmigración y son puestos bajo el Programa Alternativas a la Detención (ATD)”, agregó.

El departamento dijo, además, que “a través de su Centro de Coordinación de la Frontera Suroeste ejecuta planes cuidadosamente diseñados para administrar el procesamiento y el transporte de los no ciudadanos que llegan a la frontera. El interés de cualquier estado individual en ayudar en la ejecución de nuestros planes debe coordinarse cuidadosamente con nosotros”.

De acuerdo con reportes de prensa, la coordinación entre el DHS y los estados en el traslado de no ciudadanos desde Texas, Nuevo México y Florida hacia el norte no existe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Relacionadas
Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico