previous arrow
next arrow
Slider

Categoria:

Twitter y Facebook: así han cambiado las redes sociales en la era Trump

Autor: Expansion.com

La política a golpe de tuit del presidente saliente ha empujado a las redes sociales a tomar medidas para controlar el dicurso político dificilmente imaginables hace cuatro años.

Los cuatro años que ha durado la etapa de Donald Trump en la Casa Blanca pasarán a la historia por ser los más polémicos y polarizadores que se recuerdan en la larga tradición democrática de Estados Unidos. El ya presidente saliente ha impuesto un estilo insólito de política tuitera, insultando a rivales políticos o anunciando el cese de altos cargos en mensajes de 140 caracteres.

Pero también fomentando campañas de desinformación, dando pábulo a teorías conspiranoicas de QAnon o cuestionando el resultado de unas elecciones supuestamente amañadas a favor de su rival, el demócrata Joe Biden. Todo ello aprovechando el enorme altavoz de las redes sociales.

La excepcional forma de hacer política de Trump, y la amenaza de que sus plataformas se utilizaran para influir en el proceso electoral, ha obligado a las redes sociales a adoptar cambios agresivos en la forma en que controlan el discurso político. Durante el transcurso de la campaña presidencial, Facebook y Twitter han tomado medidas que hubieran sido impensables hace cuatro años. Han aplicado etiquetas de verificación de hechos a las publicaciones del presidente de EEUU, han eliminado comunidades en línea y han obstaculizado algunas funciones de sus propias plataformas para frenar la propagación del contenido falso o que pudiera incitar a la violencia.

Twitter
El punto de inflexión llegó en mayo cuando Twitter etiquetó, por primera vez, una publicación del presidente como información dudosa. La red social comenzó este año a poner límites a la desinformación en la plataforma a través de un sistema de advertencias. Cuando detecta un mensaje con información dudosa o no contrastada incluye una alerta debajo en la que remite a información oficial.

Lea Tambien:  “Los videojuegos nos preparan para el futuro”

Lo que comenzó como una manera de controlar los bulos alrededor del coronavirus ha acabado por convertirse en un sistema para denunciar las falsedades del presidente. Desde el 3 de noviembre, cuando tuvieron lugar las elecciones en EEUU, hasta el pasado lunes, Twitter había añadido 138 etiquetas a los mensajes del presidente, según los datos recopilados por este diario. Sólo el domingo, Trump tuiteó hasta en 22 ocasiones y más de la mitad de esos mensajes llevaban advertencias sobre el contenido.

Más sorprendente resulta que Facebook, que hasta ahora se había opuesto frontalmente a intervenir, lleve semanas etiquetando los post de los políticos. En mayo, cuando Twitter comenzó a verificar los tuits del presidente, el fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, acudió a la cadena conservadora Fox News para criticar la decisión de su rival. “Las empresas tecnológicas no deberían ser el árbitro de la verdad de todo lo que la gente dice en Internet”, defendió.

Zuckerberg, que ha recibido críticas tanto del lado demócrata como del republicano, siempre ha reivindicado a la red social como una plataforma apolítica. Pero la presión de las marcas para controlar el discurso de odio, unido a la agresiva dialéctica del presidente en redes sociales y a la proliferación de grupos ultras dentro de Facebook han acabado por empujar a la compañía a tomar medidas. De hecho, hay quien atribuye la tardanza de la red social en reaccionar al crecimiento del grupo de extrema derecha QAnon, que propaga insólitas teorías conspirativas que han encontrado muchos seguidores entre las filas conservadoras.

Punto de inflexión
La decisión de Twitter y Facebook marca un punto de inflexión para la industria de las redes sociales, que durante años ha evitado intervenir en el discurso político y en tomar la incómoda decisión de tener que separar los contenidos veraces de los que no lo son.

Lea Tambien:  Videojuegos que te transportan a un futuro mejor - Nintenderos - Nintendo Switch, Switch Lite y 3DS

Marietje Schaake, exdiputada holandesa en el Parlamento Europeo, celebra que las grandes tecnológicas hayan decidido tomar cartas en el asunto, aunque reclama mayor transparencia en los datos. “Facebook y Twitter han adoptado una serie de medidas políticas para abordar los daños en torno a la propagación del Covid y la desinformación electoral. Hasta ahora, es difícil investigar de forma independiente cuál ha sido el impacto de estos cambios, porque las empresas mantienen los datos y los impactos algorítmicos ocultos”, señala por correo electrónico la directora de política internacional del Centro de Política Cibernética de la Universidad de Stanford.

“Sabemos que las mentiras sobre el proceso democrático todavía se difunden en línea, incluso en YouTube, que ha sido mucho menos claro sobre sus políticas en materia de desinformación. El poder de las plataformas tecnológicas para influir en el debate político es enorme y debe estar sujeto a más controles y equilibrios, así como a una supervisión independiente”, concluye Schaake.

Impactos: 8

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
¿Cuantos en Linea?

Visitantes en linea – 3137:
Usuarios – 7
Invitados – 2468
Robots – 662

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico