Categoria:

Virginia Díaz, la deportista olímpica a la que Enfermería llevó a Medicina

Autor: Guillermo Belinchon

La deportista olímpica y estudiante de Medicina Virginia Díaz.

Cuando una persona decide estudiar Medicina hay una serie de factores detrás que le impulsan a tomar esta decisión, como la vocación por ayudar a los demás. De hecho, lo raro es cuando no ocurre, como fue el caso de Virginia Díaz, estudiante de Medicina de tercer año, quien primero empezó a estudiar Enfermería “sin tenerlo muy claro” y que, tras acabar la carrera, se dio cuenta de que se veía en el futuro llevando una bata blanca y un fonendo.

Pero no solo su presente y su futuro está vinculado a la Medicina. Díaz actualmente es una de las mejores deportistas de remo olímpico. De hecho, hace tres años, quedó sexta del mundo de dos sin timonel en los juegos olímpicos de Tokio. Una posición que significa estar entre la élite mundial de este deporte.

No todo es un camino de rosas y ser campeona tampoco significa tener la vida resulta. Aunque desde niña Díaz ha estado ligada al deporte, cuando entró en Enfermería se dio cuenta de las dificultades que tendría para poder compaginar su vida laboral con el remo, por lo que prefirió seguir estudiando y decidió entrar en Medicina.

“Cuando estudiaba Enfermería en la categoría sub23, sí que podía estudiar y entrenar e hice la carrera en cuatro años. Pero ahora que estoy en la absoluta, la más alta, estoy haciendo Medicina cogiendo pocas asignaturas por año porque no llego a todo”, ha explicado Díaz en una entrevista a Redacción Médica.

Compaginar la universidad de Medicina con el deporte de élite

Desde que entró en la facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco (UPV) no puede asistir a clases de forma presencial porque sus turnos de entrenamiento son por la mañana. “Si tenía que ir a hacer seminarios o clases obligatorias iba al mediodía. Luego descansaba un poco y me ponía a estudiar una o dos horas, porque luego por la tarde tenía volver a entrenar”, ha detallado.

En este sentido, ha puesto en valor el apoyo de los compañeros de su carrera, quienes han comprendido su situación desde el principio y le han ayudado con los apuntes y con las dudas. “Estoy siendo un poco autodidacta”, ha reconocido.

Estudiar Medicina y preparar la clasificación a los juegos olímpicos.

Ahora esa organización ha cambiado. Díaz está entrenando sin descanso para superar la preparatoria que tiene en mayo que le permitirá ir a las olimpiadas de remo en París en la modalidad de skiff. Esto le ha obligado a tener que dejar de lado la Medicina debido al “alto nivel” de exigencia que requiere una competición como esta.

En este sentido, Díaz cree que las universidades no ayudan lo suficiente a que una deportista de este calibre pueda compaginar estos dos ámbitos de su vida. Por ello, afirma que es necesario una “reestructuración deportiva” que permita que los deportistas puedan tener una mayor facilidad para entrenar y poder estudiar a la vez, por ejemplo, adaptando los horarios de los exámenes.

“Es cierto que en la normativa de las universidades estamos registrados y que yo he tenido profesores que me han ayudado mucho, incluso algunos han adaptado los exámenes, pero creo que es necesario que se busque la manera de que podamos adaptar el deporte a los estudios para que, cuando esto caduque, podamos tener un futuro”, ha explicado.

Retirarse del deporte para acabar los estudios de Medicina

Díaz es consciente de que el ritmo deportivo actual que lleva es insostenible si quiere acabar la carrera de Medicina. Por esta razón, afirma que ahora se está centrando en las asignaturas más teóricas y las que puede estudiar por su cuenta. Pero que en cuando empiece las prácticas, le dará un vuelco a su carrera.

“Sí que continuaré haciendo deporte pero quizás no al nivel al que estoy ahora. Soy consciente de que al final va a llegar un punto en donde la carga de prácticas o la residencia me obliguen a retirarme y centrarme al 100 por cien en mi carrera”, ha reconocido.

Aunque la Medicina y el deporte son dos disciplinas completamente distintas, Díaz ve en esas diferencias también similitudes. Entre ellas, que requiere mucha disciplina, tiempo y dedicación. “Para aprender tienes que dedicarle horas”, subraya. Y el vínculo principal: que es un trabajo en equipo.


“El deporte y la Medicina tienen muchas similitudes, como que requiere mucha disciplina, tiempo y dedicación” 


Esto último lo aprendió también durante su formación como Enfermera. Mientras hacía las prácticas, se dio cuenta de la importancia que tiene el trabajo de cada profesional sanitario en el hospital. “Cada uno de ellos tiene un papel muy importante y la cooperación es la mejor forma de obtener un buen resultado”, ha enfatizado.

Títulos alcanzandos en el deporte

Virginia Díaz tiene una larga lista de trofeos a sus espaldas. El primer título más destacable es el de subcampeona del mundo junior en la modalidad individual de Esquif. Tras ello, ascendió al nivel absoluto en la modalidad de dos sin timonel y, junto a su compañera, quedó campeona de Europa y sexta del mundo en los juegos olímpicos de Tokio.

Al lograr este título, cambio a la categoría individual y el primer año fue quinta de Europa y sexta del mundo. Y actualmente se encuentra preparando su clasificación para los juegos olímpicos de París. Toda una ganadora en remo y que, en cuanto se centre en la Medicina, irá a por el podio para convertirse en una de las figuras más relevantes dentro del ámbito sanitario.

Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico