previous arrow
next arrow
Slider

Educación financiera, el héroe del atleta

Autor: Fredi Figueroa

Crece tendencia en inversiones

En la última década, los deportistas en México se han interesado en sus finanzas. Sin embargo, aún representan una cifra baja debido a temas culturales y de desconfianza.

Educación financiera, el héroe del atleta

Rubén Púas Olivares fue campeón mundial de boxeo cuatro veces, se erigió como el mejor del planeta en la categoría peso gallo y durante su trayectoria ganó más de dos millones de dólares. Sin embargo, a inicios de 2017, estaba vendiendo sus cinturones en el tianguis de La Lagunilla, en la Ciudad de México.

Víctor Rabanales, también ex campeón del mundo en boxeo, perdió 30,000 dólares para ‘comprar’ el Volcán Popocatépetl y terminó trabajando de franelero. Andy Ruiz, ex campeón mundial de peso pesado, despilfarró su fortuna en una mansión y autos marca Rolls Royce, Mercedes y Lamborghini, quedando en la quiebra pese a las advertencias de su propio padre.

Olivares, Rabanales y Ruiz son ejemplos de cómo se cae el legado de un atleta mexicano sin educación financiera, formando parte de una estadística alarmante: “en México, el 95% de los deportistas profesionales tienen problemas después de su retiro”, señala a El Economista, Verónica Chávez, asesora patrimonial de la empresa de seguros Olivez, radicada en Nuevo León.

La baja educación financiera de los deportistas en México se debe a temas culturales históricos y también a la escasez de este tipo de asesoramiento por parte de las federaciones, escuelas y empresas, explica Fernanda Corral, cofundadora de la agencia de representación de atletas Athlete Booster, que tiene en su cartera a figuras olímpicas como Alexa Moreno y Lenia Ruvalcaba.

“El tema financiero hace mucha falta en la educación en México incluso para los que no son atletas. No he visto alguna iniciativa de federaciones al respecto, pese a que el interés de entender y aprender qué hacer sí existe (en los deportistas)”.

A lo largo de cinco años de trabajo con Athlete Booster, Corral ha detectado que alrededor del 40% de los atletas que asesoran sí tiene noción e interés en temas financieros como inversión y ahorro, mientras que otro 20% no, por lo que tienen problemas en el manejo de sus ingresos.

La empresa canaliza a los atletas interesados con expertos, como la aseguradora Olivez o la agencia Ideas Patrimoniales, en las que se les ofrece planes de ahorro, inversión, seguros de vida, de auto y de gastos médicos, entre otros servicios financieros.

Ángel Caballero, director de la agencia GNP Ideas Patrimoniales, en la que acumula más de 20 años de experiencia, describe a este diario que sí ha visto un incremento de interés y participación de los deportistas en México con respecto a administrar mejor sus finanzas, sobre todo en la industria deportiva más fuerte del país: el futbol profesional.

En los últimos 10 años, ha detectado un aumento del 500% en la venta de pólizas de seguros entre jugadores de Primera División de todo el país: “Hace 15 años no se escuchaban las ventas, ahora hay entre seis y siete agencias especializadas en futbolistas”.

Esa percepción coincide con Athlete Booster. Según su cofundadora, entre los atletas mexicanos jóvenes que se han dedicado a administrar e invertir sus ingresos destacan Katty Martínez, delantera de Tigres Femenil, y Haret Ortega, defensa del Toluca, ambos menores de 23 años.

Sus inversiones se dirigen hacia los bienes raíces, al igual que la ciclista Jessica Salazar (25 años, clasificada a Tokio 2020) y la esgrimista Alely Hernández (29 años), egresada de Mercadotecnia por la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Otros atletas mexicanos veteranos que se han preparado en educación financiera son María del Rosario Espinoza (taekwondo), Paola Longoria (ráquetbol) y Rommel Pacheco (clavados), menciona Fernanda Corral.

“El mexicano, culturalmente, ahorra para imprevistos, no para el retiro o para la educación de sus hijos o para algún sueño a futuro”, menciona Ángel Caballero, aunque en el área deportiva resalta que “ya al menos los clubes se están interesando en dar cursos (sobre educación financiera) y acercan a los agentes (con los jugadores) para tratar de apoyarlos”.

El plan de ahorro más vendido por Ideas Patrimoniales hacia los futbolistas consiste en pagar anualmente un mínimo de 40,000 pesos durante cinco años que se multiplican por cuatro cuando lo quieran retirar. Debido a que los deportistas tienen una trayectoria estimada de 10 a 15 años, Caballero les recomienda invertir entre el 20 y 25% de su salario a dicho plan de ahorro.

Además del factor cultural, la desconfianza también ha provocado que los atletas no se interesen en aprender de educación financiera, señalan los directivos de Athlete Booster y de Ideas Patrimoniales. Según los testimonios, los deportistas no confían porque han sido mal asesorados e incluso estafados, como le ocurrió al boxeador Rabanales hace tres décadas.

Aún así, la camada de atletas veteranos triunfadores como Paola Espinosa, Rommel Pacheco, Paola Longoria o Nuria Diosdado ha dado un paso en áreas como inversiones y fundaciones, impulsando a nuevas generaciones como Katty Martínez, Jessi Salazar y Haret Ortega.

Plan Élite, el parteaguas desde hace más de 20 años

En 1999, el académico Gustavo Alpuche, de la Universidad Anáhuac, propuso el programa Élite a partir de una necesidad: “Ninguna universidad particular ni pública apoyaba a los deportistas (en formación académica)”.

El proyecto consiste en becar a atletas mexicanos con estudios de licenciatura, maestría y un diplomado. El único requisito es que estén entre los mejores cinco del ranking de su disciplina o, en el caso de los futbolistas, que sean parte del primer equipo; así, el costo de los estudios es absorbido por dicha universidad.

Entre los egresados más destacados del programa Elite se encuentran Gerardo Torrado, actual director deportivo de la Federación Mexicana de Futbol (FMF); Paola Espinosa, medallista olímpica; y Melissa Torres, ex tenista profesional y actual diputada federal.

Han becado a más de 150 atletas de diversas disciplinas olímpicas como taekwondo, judo, natación, tenis, tiro con arco, volibol, lucha y karate, además de futbolistas y basquetbolistas profesionales y atletas paralímpicos, desde los 18 años de edad hasta los 34. Un total de 115 de sus estudiantes han representado a México en Juegos Olímpicos, Panamericanos y Centroamericanos desde 2014, mientras que otros 16 ya tienen su boleto para Tokio 2020.

Al margen de su formación en licenciatura y maestría, los temas que abordan en el diplomado son manejo de imagen, trato con medios de comunicación, oratoria, inteligencia emocional, responsabilidad social, plan de vida, misión y visión, manejar del retiro, inversión de recursos financieros, manejo de patrocinios, relaciones públicas, psicología y derecho.

“El deporte te da mucha disciplina, pero si no estás bien preparado, cuando terminas de hacer tu deporte, ¿qué vas a hacer? Hay casos de atletas que han ganado mucho dinero y están en pobreza total por falta de educación y preparación, porque no se les ha brindado esa oportunidad”, enfatiza Gustavo Alpuche.

¿Por qué es importante que los atletas se involucren con la educación?

“Porque son ejemplos, ídolos. Si un niño idolatra a una persona y de repente lo ve que está mendigando, imagínate qué opina. Si es un ídolo, hay que prepararlo y que siga siendo un ejemplo para toda la sociedad”, respondió el responsable del plan Elite.

Por su parte, la cofundadora de Athlete Booster menciona: “Imagínate que un atleta vaya teniendo logros, que sea una persona que cada año vaya logrando más cosas que inspiren a más niños y que, además, empiece a invertir y más adelante vaya teniendo sus negocios. Eso les suma un plus. Si de por sí los atletas son agentes de inspiración y cambio, el hecho de que se activen en el tema financiero va a ser algo de lo cual la sociedad pueda aprender. De estar leyendo notas de que alguien compró un coche último modelo y lo chocó, ahora podríamos leer que puso un Centro de Alto Rendimiento donde se van a preparar más de 100,000 niños, por ejemplo. Es un plus”.

fredi.figueroa@eleconomista.mx

Impactos: 1

Lea Tambien:  Cuál es la diferencia entre un bróker y un trader para financiamiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas
¿Cuantos en Linea?

Visitantes en linea – 21880:
Usuarios – 2
Invitados – 19713
Robots – 2165

Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico