EFE

Cracovia (Polonia), 21 abr (EFE).- El Gobierno de Polonia anunció este martes cambios en el sistema educativo para hacer ‘más decente’ la enseñanza pública e impulsar el aprendizaje de ‘valores’ y ‘la educación para la vida familiar como prioridad’.

La reforma, anunciada por el ministro de Educación, Przemyslaw Czarnek, hará que se incluya en los libros de Historia que se utilizan en las escuelas la referencia a la llegada al poder del partido conservador ultranacionalista Ley y Justicia (PiS), que lidera la coalición de Gobierno.

Czarnek anunció que desde el próximo curso será obligatorio para los estudiantes optar por las clases de Religión o Ética y se elimina la posibilidad de no cursar ninguna de estas asignaturas, algo que, según dijo, es lo que hacen ‘las personas que son completamente irreflexivas sobre la vida’ y especialmente ‘quienes viven en las grandes ciudades’.

En una entrevista publicada hoy en el diario polaco ‘Gazeta Polska’ el ministro dijo también que ‘existe la necesidad de educar a los profesores de Ética y de escribir un libro de texto decente (para esta asignatura)’.

Por otro lado, anunció cambios administrativos que simplificarán el proceso de promoción del profesorado y modificaciones en el currículo de algunas asignaturas como Historia para introducir hechos recientes como la llegada del PiS al poder.

También se introducirá en el currículo ‘la verdad’ sobre la catástrofe de Smolensko de 2010, donde fallecieron el entonces Presidente Lech Kaczynski y varios miembros del Gobierno en unas circunstancias que, según el jefe del PiS Jaroslaw Kaczynski, podrían ser parte de una conspiración internacional.

Lea Tambien:  Ranking de España en las grandes fortunas y su Asignación de Activos

Desde que comenzó su gestión, Czarnek y su equipo han sido objeto de varias polémicas por sus medidas y declaraciones de carácter ultra conservador.

Al conocerse su nombramiento, el pasado octubre, un grupo de más de 170 académicos de todo el mundo, incluidos profesores de Harvard, Oxford y La Sorbona, escribieron una carta conjunta pidiendo un boicot internacional contra el ministro.

Entonces se le acusó de ‘puntos de vista homófobos, xenófobos y misóginos’ y se destacaron en un informe ejemplos de algunas declaraciones de Czarnek en las que compara ‘la ideología LGTB’ con el nazismo, ‘con el que comparte las mismas raíces’, aseguró el ministro.

Czarnek, según ese informe, cree que los miembros del colectivo LGTB ‘no son iguales a la gente normal’ por lo que ‘deberíamos dejar de escuchar idioteces sobre los derechos humanos o la igualdad’.

Además, el pasado domingo, Día Internacional de la Lectura de la Biblia, el ministro de Educación dijo que se añadirán los Estudios Bíblicos como disciplina universitaria en Polonia.

En marzo, el viceministro de Educación, Tomasz Rzymkowski, adelantó a un diario católico que se iban a revisar ‘cuidadosamente’ los libros de texto de educación primaria después de mostrarse sorprendido al encontrar referencias a ‘ideologías’ que ‘no existen’.

Entre estas citó los derechos de los animales y alegó que, ‘según la ciencia, la ley es un atributo de Dios y de los seres humanos’ y criticó que en este ámbito se ha hecho de las escuelas ‘un lugar de adoctrinamiento de los más jóvenes’. EFE