Categoria:

Misioneros de Puerta de la Montaña culpables… de llenar la Plaza de la Fe

Autor: La Prensa

Los misioneros de la organización evangélica Puerta de la Montaña dicen no entender qué provocó un radical giro en la actitud del régimen orteguista hacia su trabajo. El entusiasta respaldo inicial se tornó de pronto en agresiva persecución contra ellos y sus colaboradores.

“Yo sinceramente no tengo idea qué fue lo que provocó el cambio tan radical y esta persecución”, dijo John Britt Hancock, presidente del ministerio Puerta de la Montaña.

Lo que Hancock parece no entender es que, sin saberlo, hizo algo que en la Nicaragua actual más que un delito es pecado mortal. No entiende qué asustó a los gobernantes que se hacen presentar como todopoderosos. No entiende que son culpables de, sin darse cuenta, haber blandido una enorme espada frente al rostro de un paranoico matrimonio dictatorial.

Su crimen: unificaron a unos 6,000 pastores de todos los rincones del país y lograron un poder de convocatoria de tal magnitud que cometieron la osadía de llenar a máxima capacidad la Plaza de la Fe.

Lea también: Liberan a youtuber venezolano Oscar Alejandro

En momentos en que el régimen mantenía encarcelado al obispo Rolando Álvarez y a más de 20 sacerdotes, seminaristas y colaboradores, un estadounidense apareció pidiendo autorización para realizar cruzadas de evangelización.

Y si los sacerdotes están presos, otra forma de debilitarlos es facilitando el trabajo de quienes durante años han venido erosionando el rebaño católico. Puerta de la Montaña recibió entonces el respaldo pleno del Gobierno.

Mientras a los católicos se les prohibía realizar procesiones y otras actividades al aire libre, a Puerta de la Montaña se le autorizó realizar eventos multitudinarios en ciudades de todo el país, culminando con dos concentraciones en la Plaza de la Fe.

Una jornada de evangelización en Estelí. LA PRENSA/Cortesía

Esas concentraciones multitudinarias dispararon los fusibles de la paciencia gubernamental.

Hancock, en entrevista con LA PRENSA, asegura que no hay evidencia alguna de que ellos hayan cometido ningún delito, que las acusaciones de lavado de dinero no son más que “un cuento estúpido” y que todo el tiempo tuvieron un auditor del Gobierno fiscalizando todo ingreso de dinero y todo gasto.

Dice estar en comunicación constante con varios congresistas y senadores, así como con funcionarios del Departamento de Estado para que ahora le ayuden a recuperar los cerca de cinco millones de dólares en efectivo y propiedades que el Gobierno les ha arrebatado.

La llegada del ministerio religioso a Nicaragua

John Britt Hancock relata que a sus 19 años quedó ciego por distrofia macular, una enfermedad degenerativa de la vista. Pero dice que alguien oró por él en nombre de Jesucristo y que este le regresó la vista.

Desde entonces es misionero cristiano. Ha trabajado evangelizando y ayudando a familias pobres en México y Paraguay. En el año 2013, un pastor nicaragüense le invitó a visitar Nicaragua.

A su llegada, le asignaron un guía. Hancock no lo sabía en ese momento, pero su guía era un expolicía quien sirvió en la Unidad de Protección Personal, encargada de la custodia del presidente de la República y otros altos funcionarios.

Su nombre es Walner Blandón. Le dijo haber sido custodia del expresidente Arnoldo Alemán. Sin solicitar cita, lo llevó al despacho de Alemán, en Bolonia, y logró que el expresidente lo recibiera y le permitiera orar por él. Lo mismo hizo con el diputado Edwin Castro. Le llevó a su oficina y le presentó al veterano congresista sandinista. Le presentó además al “hombre fuerte” de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno. Incluso lo llevó a conocer a Edén Pastora, el famoso Comandante Cero.

Hancock recuerda cómo sentados en la sala de la casa de Pastora, este lo confrontó con “agresivos e inflamables” preguntas sobre el rol de Estados Unidos en Nicaragua. Le respondió que él no estaba en Nicaragua como un estadounidense o representante de su gobierno.

“Estoy aquí como un embajador del reino de Dios y como un ministro de la Palabra”, le explicó Hancock.

La actitud de Pastora dio un giro, de lo agresivo a lo amistoso.

Puede interesarle: Semana calurosa en Nicaragua: temperaturas podrían alcanzar los 39 grados

Hancock realizó una gira de 10 días por remotas zonas del país. Fue llevado por Blandón, su guía, a Puerto Cabezas y otras zonas del país adonde solo podía accederse en mulas y cuyos nombres no recuerda.

De día se mojaban bajo la lluvia y se enlodaban la ropa. De noche dormían en hamacas en las humildes chozas de campesinos y se dejaban devorar por los mosquitos. Blandón —dice Hancock— pudo ver que nuestro trabajo era serio.

Hancock también pudo conocer a Blandón y se percató que además de buenos contactos con funcionarios del Gobierno, también tenía amistad con muchos pastores en distintas regiones del país.

Nicaragua, un terreno fértil para su misión

Durante esa gira, Hancock llegó a predicar hasta en tres distintos poblados al día. Por la mañana en un caserío, luego dos horas en mula y otro servicio de oración en un caserío y tras otras dos horas en mula, una prédica final del día en un tercer lugar.

Tras su primera visita, Hancock sintió que Dios lo había llamado a Nicaragua para que trabajara entre los más necesitados.

Siguiendo las leyes del país, empezaron el largo proceso de lograr que la Asamblea Nacional les aprobara su estatus como Organismo No Gubernamental (ONG). Usaron a dos oficinas de abogados en ese proceso. Una primera que empezó y cometió errores por no conocer realmente los procedimientos. Y luego otro despacho que sí conocía el proceso y logró la aprobación de la ONG.

LA PRENSA/Cortesía

Empezaron a trabajar con comunidades pobres y lograron comprar una finca de café que estaba en abandono en Jinotega. La idea era que los campesinos de la zona pudieran trabajar en la producción del café. Su guía y ahora asistente, Walner Blandón, tomaba fotos del trabajo que hacían y las enviaba a funcionarios del Gobierno para mostrar que el trabajo que realizaban era humanitario.

El apoyo brindado después de los huracanes

Cuando el huracán Eta golpeó a Nicaragua en noviembre del 2020, la región de la Costa Atlántica sufrió enormes daños y miles de familias sufrieron debido a las inundaciones y deslaves. Hancock inmediatamente se puso a la orden del régimen y logró que una hermandad de misiones que contaban con aviones enviaran ayuda humanitaria a Nicaragua.

El misionero contactó a sus colaboradores en Estados Unidos y dice que recaudó unos 650 mil dólares. Compró alimentos y medicinas y empezaron a preparar paquetes para ser distribuidos entre unas 10 mil familias afectadas. Para poder llegar a las zonas afectadas, asegura que hicieron construir una lancha con capacidad para 10 mil libras y con ella lograron llevar ayuda a las familias en la ribera del río Prinzapolka.

Puerta de la Montaña contaba ya con un tractor y una retroexcavadora que fueron puestas a la disposición del alcalde de Jinotega para abrir caminos que habían quedado intransitables por los deslaves y las corrientes de agua.

Al margen de la política y las protestas de 2018

Otra de las obras que realizaron fue entrenar a campesinos que deseaban prepararse para evangelizar. Los sometían a sesiones de estudios bíblicos y les enseñaban a predicar. En el 2018, cuando se produjeron las protestas en todo el país, Hancock le pidió a los pastores que trabajaban en coordinación con ellos que tuvieran cuidado de no hacer comentarios en su prédica que pudieran crear conflictos con el Gobierno.

“Muchos de los pastores sabían que sus congregaciones estaban infiltradas por personas del Gobierno”, explicó Hancock. “Esas personas estaban ahí para reportar todo lo que se hacía y decía en nuestros servicios”.

Presenció la persecución que el Gobierno lanzó contra la Iglesia católica por sus denuncias de las violaciones a los derechos humanos, pero tenía claro que su trabajo en Nicaragua era humanitario y de evangelización.

Hancock sabía que podían correr la misma suerte de las ONG cuyas personerías jurídicas estaban siendo disueltas por el Gobierno y para evitarlo debía cuidar que la dictadura no viera en su trabajo la más mínima amenaza.

La Cruzada de Evangelización

Su cooperación durante los huracanes Eta y Iota en el 2020 le ganó ciertas simpatías de algunos funcionarios, y cuando pidieron en el 2022 organizar una serie de Cruzadas de Evangelización en todo el país, tuvieron el respaldo del Gobierno.

Lo primero que debían hacer era convencer a centenares de pastores para que participaran con sus congregaciones. En lugar de reunirse con los pastores en sus locales en los departamentos, convocaron a todos a una reunión en el centro de convenciones del Hotel Crowne Plaza. Unos 1,500 pastores de todo el país asistieron.

El Gobierno les autorizó realizar ocho eventos en distintas ciudades durante el 2023. LA PRENSA/Cortesía

“Para mí esto era un milagro de Dios. Que, en un momento tan difícil en Nicaragua, tantos pastores estuvieran dispuestos a trabajar unidos y que el Gobierno nos abriera las puertas solo podía ocurrir por una bendición de Dios”, dice.

El Gobierno les autorizó realizar ocho eventos en distintas ciudades durante el 2023 y un total de 13 eventos durante el 2024.

De esa manera empezaron con Cruzadas de Evangelización en Puerto Cabezas y Bluefields.

Para entonces a la Iglesia católica ya no se le permitía ninguna procesión u otro tipo de evento multitudinario. En la mente de Hancock solo había una explicación, según él: un milagro.

“Yo pensaba, Señor, estás haciendo un milagro. No entiendo”, recuerda Hancock. “No sé por qué nos estaban dando permisos. Pero ellos sabían que en cada reunión que teníamos yo no pedía nada y solo hablaba sobre la Biblia. Y mi mensaje era del libro de Miqueas, Capítulo 6, versículo 8… Ya se te ha dicho, hombre, lo que es bueno y lo que el Señor te exige: tan solo que practiques la justicia, que seas amigo de la bondad y que te portes humildemente con tu Dios”.

Lea también: Salario mínimo de empleados de comida rápida en California sube a USD 20 la hora

Las primeras Cruzadas de Evangelización se realizaron en Puerto Cabezas, Bluefields y Managua. Luego hubo otras en Jinotega, Estelí, Ocotal, León, Chinandega, Masaya y Jinotepe. En todos los eventos, la asistencia fue impresionante. Los pastores nicaragüenses estaban entusiasmados con el trabajo de Puerta de la Montaña.

Y tras el éxito alcanzado en los departamentos, empezaron a preparar dos grandes cruzadas en Managua. El Gobierno les ofreció el nuevo estadio de beisbol. Pero por temor a que se fueron a ocasionar daños al engramado, las sillas o baños, terminaron recibiendo autorización para realizar sus cruzadas en la Plaza de la Fe.

Decenas de miles llegaron a Managua

El mismo régimen informó a Hancock que el primer evento realizado en un viernes de noviembre pasado, lograron reunir a 175,000 personas. Al día siguiente, un sábado, la asistencia fue estimada en 278,000 personas.

El régimen les facilitó fotos y videos realizados con drones de la enorme multitud que llenaba la Plaza de la Fe, que desde 2018 Ortega no se atreve a usarla para sus celebraciones que ahora solo son “por invitación”.

Hancock, su familia y colaboradores estaban impresionados con la forma en que los evangélicos nicaragüenses se habían desbordado para participar en un evento masivo, en momentos en que la Iglesia católica no lograba obtener permiso ni para una misa al aire libre.

Hancock y su familia salieron de Nicaragua hacia California donde se realizaría un evento de Puerta de la Montaña. Ahí podrían mostrar el tremendo éxito que acababan de alcanzar en Nicaragua.

El golpe de mano

Inexplicablemente, cuando estaban en California, se enteraron que el Gobierno había ocupado las propiedades de Puerta de la Montaña y anunciado una investigación por presunto lavado de dinero. Habían además arrestado a varios pastores y a algunos de sus colaboradores. Walner Blandón y su esposa estaban entre los arrestados.

Hancock insiste en que los cargos en su contra son “una historia estúpida”. Asegura que al Ministerio de Interior se le informó de absolutamente todas las donaciones que llegaron al país para sus obras. Y para demostrarlo, tiene guardadas capturas de pantalla de la página web del Ministerio del Interior donde aparecen las donaciones reportadas.

Tras informar al Ministerio del Interior de las donaciones, informaban además de los planes de cada mes y las obras que estarían ejecutando. Un auditor del Ministerio se mantenía de tiempo completo en la oficina de Puerta de la Montaña revisando la ejecución de lo programado para cada mes. Verificaba que los gastos de cada mes fueran acordes a lo planificado.

“Ellos veían absolutamente cada movimiento de fondos, para qué era, dónde se compraban los materiales, adónde iba cada centavo que usábamos”, explica.

Toda su familia logró salir de Nicaragua, pero se siente muy mal de que su trabajo en Nicaragua haya resultado en el encarcelamiento de varios de sus colaboradores.

Duras condenas contra los miembros de Puerta de la Montaña

El régimen condenó a entre 10 y 15 años de prisión a 13 personas ligadas a Puerta de la Montaña, incluyendo a dos abogadas de la organización. A cada una de las personas condenadas les impuso una multa de 80 millones de dólares.

Ahora Hancock pasa buena parte de su tiempo cabildeando en el Congreso de Estados Unidos y el Departamento de Estado para que le ayuden a recuperar los cerca de cinco millones de dólares en efectivo y propiedades que el Gobierno de Nicaragua les ha confiscado.

Puede interesarle: Rosendo Álvarez envuelto en polémica por dinero con el excampeón mundial Cristofer “el Látigo” Rosales

Dice que ya cuenta con el respaldo de varios senadores, incluyendo al republicano de Texas, Ted Cruz, y el republicano de Florida, Marco Rubio. Afirma que en Washington ha causado rechazo el hecho que Nicaragua pretenda politizar a la Interpol, circulándolo a él, a su esposa, su hijo y su nuera.

“Ellos pretenden que otro país nos detenga y nos envíen a Nicaragua para ser enjuiciados”, explicó. “Pero nosotros somos inocentes y en Nicaragua no existe un proceso legal confiable. Nosotros no hemos recibido ninguna información sobre el arresto de nuestros pastores y dos abogadas. De todo nos enteramos por los medios”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar también
el-engranaje-que-mueve-la-vig-bay
Deportes

El engranaje que mueve la Vig-Bay

Hace tiempo que la Vig-Bay es mucho más que una simple carrera. Cerca de cumplir las Bodas de Plata (la del próximo domingo será su edición número veintitrés) la media maratón que une Vigo con Baiona tras atravesar el concello de Nigrán es ya patrimonio del deporte gallego. Un producto convertido en una explosión deportiva

Leer Más >>

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico