Elías Travel
Dr. Alberto Chaparro
Desarrollo Virtual
Los Yaquis Restaurant
Araujo’s Restaurant
Jorge Brignole
Sonrisas Bright Dental
David Huete
Pathway Insurance Agency
La Gallinita Meat Market
Daly City Dental Center
Abogado Alexander Cross
Abogado Wilson Purves
Ayuda Financial
Dr. Francisco García
Imperial Travel
Gonzales Dental Care
Latch Quiroprácticos
World Wide Credit Experts
Dr. Francisco Barba
Abogado James Millar
City Toyota
Kisla Gonzales
Alquimia Med Spa
FINHABITS
previous arrow
next arrow

Categoria: ,

Análisis: Biden se dirige a un mundo ansioso mientras Putin hace amenazas nucleares

Autor: CNN
¿De qué hablará Biden en discurso del estado de la Unión? 3:38

(CNN) — Mientras el presidente de Rusia, Vladimir Putin, sacude a Occidente con amenazas nucleares, el presidente Joe Biden se enfrenta a una tarea aún más difícil de lo esperado en el discurso del Estado de la Unión de este martes.

Debe reconocer el cansancio, el sufrimiento y el pesimismo en una nación agotada por la pandemia del covid-19, sacudida por la creciente inflación y los altos precios del gas y ahora arrojada repentinamente por la invasión rusa de Ucrania a la peor crisis geopolítica desde el colapso de la Unión Soviética.

Además, debe conjurar de algún modo el optimismo sobre los tiempos mejores que vendrán antes de las elecciones de mitad de mandato de este año, ya que se enfrenta a la disminución de la confianza de los estadounidenses en que tiene los planes, las habilidades y la resistencia para poner fin a las crisis.

Al mismo tiempo, el presidente necesita enviar un mensaje de determinación de Estados Unidos ante el temor de que la crisis de Ucrania se salga de control y desencadene un enfrentamiento directo con Rusia, que es el país con más cabezas nucleares del mundo. Pero cualquier nueva escalada con Putin, que el domingo ordenó elevar la alerta nuclear, conlleva importantes riesgos.

La invasión rusa de Ucrania rompió 30 años de relativa paz en Europa tras el fin de la Guerra Fría. La batalla por Ucrania es el primer combate real en la nueva guerra por el dominio entre la autocracia y la democracia, que el presidente lleva tiempo prediciendo.

Ucrania resiste: residentes de Kyiv se defienden con barricadas 2:59

Biden se enfrenta a un acto de equilibrio retórico. Tiene que evitar la impresión de que su papel de líder del mundo libre le está distrayendo del dolor económico, el aumento de la delincuencia y la cascada de crisis internas que heredó y prometió solucionar, pero que aún no lo ha hecho.

El entorno político poco prometedor para los demócratas —en parte legado por un presidente cuyo índice de aprobación ha caído al 40% en el promedio de CNN de las encuestas nacionales más recientes— ya se está reproduciendo en las incipientes campañas electorales de 2022 en todo el país, donde los demócratas están descubriendo que el fuerte crecimiento del empleo y el repunte económico a pesar de la ola de ómicron están siendo disimulados por el aumento de los precios de los productos básicos. La crisis ucraniana no hace más que aumentar los precios del gas.

El gobierno de Biden argumenta que ha acumulado un sólido historial de éxitos, incluyendo el despliegue de millones de dosis de vacunas, un plan de ayuda para la pandemia que redujo drásticamente la pobreza infantil y una ley bipartidista de infraestructuras que eludió a tres presidentes recientes. Pero el proyecto de ley de gasto social y cambio climático de Biden se ha estancado, debido a la obstrucción de dos demócratas moderados del Senado, para consternación de los votantes de base progresista.

Biden nunca fue capaz de relacionar los beneficios a largo plazo de una mayor asistencia sanitaria a domicilio para los ancianos, la educación preescolar gratuita y un amplio gasto en fuentes de energía de nueva generación con el dolor económico inmediato que han sufrido los estadounidenses.

El destino de su agenda puede depender de que Biden lo haga finalmente este martes por la noche.

Cuando los funcionarios de la administración destacan el número de meses de crecimiento positivo del empleo u otras estadísticas que muestran el progreso, pueden estar haciendo un caso “técnicamente correcto”, dijo Matt Mackowiak, un estratega republicano con sede en Texas y presidente del partido del condado.

Pero añadió: “Simplemente no refleja el estado de ánimo que hay ahora mismo”.

Y las noticias en Ucrania no hacen más que complicar los esfuerzos de Biden por conectar con esas preocupaciones cotidianas.

Respondiendo a Rusia

Mientras Putin se enfrenta a una resistencia más fuerte de lo esperado en Ucrania, los funcionarios estadounidenses y sus aliados tratan de anticiparse a sus próximos movimientos, ya que las imágenes de satélite mostraron un convoy militar ruso de más de 65 kilómetros de largo que llegó a las afueras de Kiev, la capital ucraniana.

Tras una sesión informativa clasificada a última hora del lunes, varios senadores dijeron que esperan que Rusia intensifique su invasión, al tiempo que pidieron más ayuda militar y humanitaria.

La ONU confirmó este lunes que más de 500.000 refugiados han huido de Ucrania. Y el grave peligro al que se enfrentan los que se han quedado se acentuó cuando las fuerzas rusas bombardearon una zona residencial de Járkiv, matando a nueve civiles, entre ellos tres niños, según el alcalde de la ciudad. Otras 37 personas resultaron heridas.

A última hora de la noche de este lunes, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, acusó a Rusia de crímenes de guerra al describir el ataque a Járkiv desde la artillería de los aviones, señalando que las fuerzas rusas han lanzado 56 ataques con misiles y 113 misiles de crucero en Ucrania en el transcurso de cinco días.

“Járkiv es una ciudad pacífica. Hay zonas residenciales tranquilas, no hay instalaciones militares. Decenas de testimonios de testigos presenciales demuestran que no se trata de una única andanada falsa, sino de una destrucción deliberada de personas: los rusos sabían dónde disparaban”, dijo Zelensky.

“Definitivamente habrá un tribunal internacional para este crimen: es una violación de todas las convenciones. Nadie en el mundo les perdonará que maten a pacíficos ucranianos”.

El gobierno de Biden espera que las sanciones financieras que se han impuesto a Putin, a su círculo íntimo y a la economía rusa en general aceleren la resolución de la crisis, ya que Rusia se encuentra en una posición cada vez más aislada, en gran medida aislada del sistema bancario mundial. Este lunes, el rublo se desplomó hasta un mínimo histórico frente al dólar y el banco central ruso duplicó con creces los tipos de interés hasta el 20%.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo este lunes que Biden utilizará su discurso del martes para destacar la coalición mundial que ayudó a construir para sancionar a Rusia, así como las medidas que ha tomado para “mitigar el impacto de la invasión de Ucrania por parte del presidente Putin, en la economía mundial y en el pueblo estadounidense”. Sostuvo que Putin, con sus acciones, se ha convertido en “uno de los mayores unificadores de la OTAN en la historia moderna”, otro tema que Biden tocará con toda seguridad el martes.

Los posibles escenarios para la economía de Rusia luego de la invasión a Ucrania 3:34

Biden se presentó a la presidencia pregonando su capacidad para reparar y reconstruir alianzas en el extranjero tras cuatro años de turbulencias bajo el mandato del ex presidente Donald Trump. Aunque en un principio no esperaba que Ucrania fuera uno de los temas centrales de su discurso sobre el Estado de la Unión, es posible que ahora pueda señalar el frente unido de Estados Unidos y sus aliados contra Rusia como prueba de los frutos de esa labor.

Aunque todavía es demasiado pronto en el conflicto para predecir cómo los votantes evaluarán la gestión de Biden de la invasión rusa de Ucrania, solo el 42% de los estadounidenses en una nueva encuesta de CNN/SSRS dicen que confían en él, al menos moderadamente, para tomar las decisiones correctas con respecto a la situación en Ucrania, un número que está en línea tanto con su índice de aprobación general como con la profunda polarización del país.

Aunque ahora se espera que su discurso esté más centrado en la política exterior, el presidente todavía tiene que mostrar cómo está tratando de sacar a la nación de la pandemia del covid-19, a la vez que se enfrenta al agrio estado de ánimo de los votantes afectados por la inflación y los altos precios de la gasolina, un problema que puede empeorar ya que Goldman Sachs predice que los precios del petróleo probablemente se disparen hasta los US$ 115 por barril tras la invasión rusa.

En otra señal ominosa para Biden, después de que los precios al consumo subieran en enero hasta un máximo de casi 40 años, los economistas del banco de inversión advirtieron en un nuevo informe el domingo que “el panorama de la inflación ha empeorado este invierno” y “se cuestiona ahora cuánto mejorará más adelante este año”.

Una nota positiva para Biden es que la tercera primavera de la pandemia se presenta como la más brillante. En los días previos al discurso en horario de máxima audiencia, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) publicaron nuevos datos de covid-19 que sugieren que solo alrededor del 28% de los estadounidenses viven en un condado en el que necesitan usar mascarillas en el interior, una señal de que la pandemia está disminuyendo y que la gente está retomando su vida normal.

El Estado de la Unión coincide con el arranque de las elecciones de 2022

La agenda de Biden se enfrenta a su primera prueba incluso antes de que hable este martes, ya que los votantes de Texas se dirigen a las urnas en las primeras primarias al Congreso del país.

Anthony Trejo, un camarero de 39 años de Houston que votó por Biden en 2020, dijo que el presidente ha manejado bien la invasión rusa de Ucrania porque ha evitado la participación militar directa.

“Por mucho que queramos ayudar, hay consecuencias de ayudar que pueden ser bastante malas”, dijo Trejo. Biden, dijo, “está en una situación sin salida”.

Nadie espera que las elecciones de mitad de mandato se libren en torno a Ucrania y a cuestiones de política exterior, pero la representante demócrata Lizzie Fletcher, que representa al oeste de Houston y sus suburbios, dijo que los estadounidenses han sido testigos de una “diplomacia realmente hábil, reflexiva y comprometida” y que “hay una oportunidad para que los estadounidenses se unan en torno a esta cuestión”.

Aun así, el arrastre del bajo índice de aprobación de Biden será sentido por los demócratas de manera aún más aguda en estados rojos como Texas, donde Trump derrotó a Biden por 6 puntos, un margen ligeramente más estrecho que el que obtuvo cuatro años antes. Pero pocos esperan que esas ganancias demócratas se mantengan en noviembre, particularmente cuando Trump —que alienó a muchos votantes en los suburbios— no está en la boleta electoral.

Los votantes de los estados indecisos clave que buscan a alguien a quien culpar por el pellizco en sus bolsillos dan voz a la precaria posición del presidente. Los votantes de Texas de ambos partidos dijeron a CNN que pensaban que Biden y el Congreso demócrata repartieron demasiadas ayudas y beneficios relacionados con Covid, a pesar de que los paquetes de ayuda anteriores comenzaron bajo el mandato de Trump y fueron apoyados por los republicanos.

La presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel, dijo a los periodistas en una llamada de refutación previa al Estado de la Unión este lunes que los demócratas eran los culpables del dolor en las colas de las cajas y en los surtidores, así como de lo que llamó una orientación “confusa” de covid-19 y del aumento de la delincuencia en las ciudades.

“Los republicanos tienen el viento a favor en este momento”, dijo Mackowiak. “Veremos cómo los votantes evalúan esta situación de Ucrania, aún estamos en las primeras horas. Pero uno de los riesgos que corren los demócratas es que si se habla más alegremente de la economía se corre el riesgo de que parezcan realmente fuera de onda. A menos que ya seas muy, muy, rico y estés utilizando tu capital de forma creativa, hay muy poca gente a la que le vaya realmente bien ahora mismo, que sienta que la economía va de maravilla”.

Pero James Aldrete, un estratega demócrata de Texas, señaló que también hay riesgos para los republicanos en este momento, ya que el Partido Republicano continúa probando los límites en temas de la guerra cultural, que han sido esgrimidos como una antorcha por el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, mientras se defiende de los desafíos de su derecha.

“No hay duda de que los números de Biden en todo el país están con dificultades. No hay duda de que los demócratas están preocupados por ese (potencial) retroceso del voto suburbano”, dijo Aldrete. Pero dijo que está observando de cerca si los republicanos pueden aferrarse a los votantes con educación universitaria mientras los candidatos del Partido Republicano siguen adoptando una retórica similar a la de Trump.

Mientras Biden se dirige a la nación, las pocas carreras competitivas en Texas están ofreciendo algunas pruebas de cómo los candidatos demócratas pueden navegar por los problemas del presidente este año.

Beto O’Rourke, el principal demócrata que desafía a Abbott y que perdió por poco su candidatura en 2018, ha mantenido su enfoque en los fallos de la red eléctrica del año pasado que dejaron a millones de tejanos sin electricidad o agua corriente en medio de temperaturas bajo cero. Ha culpado a Abbott del aumento de los costes de la electricidad y de las facturas de los servicios públicos, trasladando el foco a las preocupaciones del bolsillo más vinculadas a Austin que a Washington.

“Nadie me pregunta realmente por el Congreso o por el presidente Biden o por cuestiones federales”, dijo O’Rourke en una entrevista reciente en Brownsville mientras tocaba puertas. “Quieren que Texas vaya por el buen camino”, dijo.

Eric Bradner contribuyó a este informe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Relacionadas
Te puede interesar también

¿Quieres hablar con nosotros en cabina?

Nuestros Horarios en el Estudio:

9am a 11am | 12m a 1pm | 4 a 5 pm | 5 a 6pm

horario del pacifico